top of page
  • blog7684

“El curioso incidente del perro a medianoche”

La psicóloga Micaela Delclaux, alumna de prácticas del máster de la Universidad CEU San Pablo, escribe este artículo para el blog de Neuropsicología y Salud de la Consulta, en el que habla sobre el libro "El curioso incidente del perro a medianoche", sobre un niño que presenta rasgos del Trastorno del Espectro Autista.


El escritor Mark Haddon nos presenta a Christopher, un niño que presenta todos los rasgos del Trastorno del Espectro Autista (TEA), en su libro “El curioso incidente del perro a medianoche”. El libro trata sobre un niño que descubre, en el jardín de su vecina, a su perro sin vida y decide ponerse a investigar acerca de quién podría ser el responsable. El protagonista se mete en un rol de detective y acaba descubriendo que quien asesinó al perro fue su padre y que su madre no ha fallecido y su padre lleva mintiéndole ocho años. A través de toda su investigación se acaba conociendo al protagonista, su personalidad, su forma de pensar y su entorno, dando a entender al lector que padece un TEA.


Antes de presentar a fondo a Christopher, se introducirá de manera general el Trastorno del Espectro Autista para que se pueda entender mejor la perspectiva de Christopher. Este trastorno del neurodesarrollo, descrito por primera vez por Leo Kanner, se caracteriza por afectar a las áreas emocionales y sociales. En cuanto a las causas, son multifactoriales, donde se ve implicada la genética, factores ambientales y una serie de circunstancias durante el embarazo. Antiguamente, dentro del espectro se encontraban recogidas diferentes categorías que incluyen, el trastorno autista o de Kanner, que se denomina la forma clásica del autismo, de Rett, que afecta sobre todo a las niñas, el desintegrativo infantil, Asperger, que hace referencia al autismo donde la persona tiene habilidades lingüísticas y cognitivas desarrolladas, pero pueden tener dificultades en la interacción social y presentar intereses y comportamientos repetitivos y, por último, el trastorno generalizado del desarrollo no especificado/autismo típico, que es cuando la persona presenta rasgos autistas pero no cumple con los criterios para una categoría. Aunque actualmente en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5) se han dividido en dos grandes categorías que son, discapacidades intelectuales y trastorno del espectro autista. Dentro de las manifestaciones clínicas más comunes se encuentran, el deterioro en la interacción social, la comunicación verbal y no verbal y los patrones de comportamiento e intereses restringidos y repetitivos. Este trastorno puede ser diagnosticado desde los dos años, aunque es desde los tres a los seis años la edad más común para el diagnóstico.


Puedes leer el artículo completo aquí.

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page