top of page
  • blog7684

Desenmascarando el TDAH femenino

La psicóloga Carolina Alcázar, alumna de prácticas de máster en la Consulta, escribe este artículo para el blog de Neuropsicología y Salud de la Consulta, en el que explica los pormenores y características del TDAH en mujeres, que a veces está infradiagnosticado en la práctica clínica.




El TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) es un trastorno neurobiológico que afecta tanto a niños como a adultos. Seguramente todos tengamos un conocido que durante su infancia fue diagnosticado con TDAH. Lo más probable es que aquella persona que conocías que fue diagnosticada con TDAH haya sido un hombre. No es de sorprenderse que este sea el trastorno psiquiátrico infanto-juvenil más frecuente en la actualidad, pero ¿por qué se diagnostican más casos masculinos? ¿Existe un componente genético mediador? o ¿tal vez influye la presencia de un factor protector en el sexo femenino? ¿En verdad existen más hombres que mujeres con TDAH?


Es un hecho que el TDAH suele ser diagnosticado con mayor frecuencia a niños que a niñas durante su infancia. Pero la brecha de diagnóstico suele equipararse en la adolescencia, donde los casos diagnosticados de TDAH en mujeres incrementan dando como resultado que las diferencias por sexo en la prevalencia sean casi inexistentes (Young, et al., 2020). Las mujeres con TDAH pueden experimentar síntomas similares a los de los hombres, como dificultades para concentrarse, impulsividad e hiperactividad. Sin embargo, los síntomas pueden manifestarse de manera diferente en las mujeres y pueden ser más discretos o menos obvios que en los hombres. Por ejemplo, las mujeres con TDAH pueden tener dificultades para organizarse o planificar, pero pueden no ser hiperactivas.


Diagnóstico de TDAH en mujeres

Es importante tener en cuenta que el TDAH puede ser difícil de diagnosticar en las mujeres, ya que los criterios diagnósticos están basados en la conducta masculina y pueden no describir al 100 por ciento la experiencia femenina. Normalmente las niñas manifiestan conductas menos hiperactivas, presentando menor inhibición de su respuesta motora y mayor flexibilidad cognitiva en comparación con los niños con TDAH (Loyer Carbonneau, et al., 2021). Esto da a dilucidar la posibilidad de que existan estereotipos de sexo en el diagnóstico de TDAH. La falta de criterios inclusivos que enmarquen el espectro de conducta de las niñas con TDAH puede conducir a un diagnóstico tardío o inclusive errado. Las niñas tienen síntomas que son más sutiles y, en consecuencia, menos disruptivos, lo que puede socavar sus posibilidades de ser derivadas clínicamente. La presentación menos evidente del TDAH en niñas y mujeres puede enmascarar la afección subyacente debido a que las mujeres no cumplen con las expectativas estereotipadas del comportamiento del TDAH. Esto da lugar a que los síntomas y conducta de las niñas sean interpretadas por familiares, profesores e inclusive algunos profesionales como otro trastorno, comúnmente con uno de estado de ánimo o ansiedad (Young, et al., 2020).


Infra diagnóstico de TDAH en mujeres


Debido a los roles de género, posiblemente las distintas manifestaciones del TDAH femeninas no sean consideradas como problemáticas a diferencia de su contraparte masculina. La niña callada e inatenta puede pasar desapercibida ya que los focos de atención recaen sobre el niño inquieto, energético, que corre, salta y no se mantiene quieto. Debido al estigma muchas niñas se han visto obligadas a vivir soportando sus síntomas en silencio que las ha llevado a desarrollar conductas para sopesar las dificultades inherentes al trastorno, muchas de ellas llegando a sufrir con algo que no logran entender. Podemos distinguir el surgimiento entonces de un repertorio caracterizado por intentos de perfeccionismo como mecanismo para compensar sus dificultades y aliviar sus elevados niveles de ansiedad. Las mujeres con TDAH pueden ser pasadas por alto y/o sus síntomas pueden malinterpretarse, particularmente para aquellas en entornos muy estructurados, que reciben un alto nivel de apoyo que han desarrollado estrategias para enmascarar sus dificultades (Mowlem, et al., 2029).


Tratamientos para el TDAH en mujeres


Si bien los tratamientos farmacológicos por sí mismos no deben diferir según el sexo, la forma en que se administran y controlan debe tener en cuenta el sexo. Existe evidencia preliminar que sugiere que los medicamentos para el TDAH pueden afectar de manera diferente a las mujeres según la progresión de su ciclo menstrual (Young, et al., 2020). Esto es notable desde el inicio de la adolescencia donde los elevados niveles hormonas sexuales femeninas, estrógeno y progesterona, se encuentran en elevados niveles, haciendo que los medicamentos para el TDAH sean menos efectivos.


Asimismo, se debe considerar las presentaciones de TDAH y los problemas asociados en las mujeres para orientar adecuadamente lo que la medicación pretende mejorar. De ahí la importancia de no solo medicar a los pacientes, sino utilizar los fármacos como facilitadores para el proceso de psicoterapia, fomentando el abordaje y empleo de distintas estrategias de afrontamiento.

Uno de los principales problemas con el infra diagnóstico en mujeres con TDAH es que al no recibir tratamiento temprano pierden la oportunidad de aprender estrategias útiles para abordar su condición en los años por venir. Con el paso de los años el aumento de las demandas funcionales puede exacerbar la sintomatología (Young, et al., 2020). Se desconoce si esto es un producto del sobreesfuerzo compensatorio por enmascarar sus dificultades, por trastorno como tal o si se debe a la falta de tratamiento adecuado que aborde los síntomas del TDAH ya que muchas suelen acudir años más tarde con un diagnóstico de primario de trastornos de internalización o trastornos de la personalidad.


Aunque el TDAH es uno de los trastornos del desarrollo más comunes, también es uno de los más incomprendidos. El TDAH es un trastorno de por vida para la mayoría de las personas. Puedes ser un niño, niña, un adulto o un jubilado y aún tener TDAH. Como muchos trastornos, los síntomas pueden expresarse de manera diferente en diferentes personas. Para una persona, puede ser un gran problema de impulsividad e hiperactividad, otro puede tener dificultades manteniendo su atención e inclusive uno puede sufrir por los comportamientos que ha desarrollado automáticamente para adaptarse a su condición. Para algunos, los síntomas son muy leves y fáciles de controlar, mientras que, para otros, los síntomas son bastante graves y perturbadores. Hay muchas caras del TDAH, una de las más relegadas es la cara de TDAH femenino. La concientización sobre el TDAH ayuda a disipar estos mitos para que las personas que viven con TDAH puedan obtener apoyo, acceder al tratamiento y puedan vivir NO a pesar del TDAH sino CON TDAH lo más sana y plenamente posible. Carolina Alcázar Alumna de prácticas Estudiante Máster Psicología General Sanitaria UNAV

Bibliografía Loyer Carbonneau, M., Demers, M., Bigras, M., & Guay, M.-C. (2021). Meta-Analysis of Sex Differences in ADHD Symptoms and Associated Cognitive Deficits. Journal of Attention Disorders, 25(12), 1640–1656. https://doi.org/10.1177/1087054720923736 Mowlem, F., Agnew-Blais, J., Taylor, E., & Asherson, P. (2019). Do different factors influence whether girls versus boys meet ADHD diagnostic criteria? Sex differences among children with high ADHD symptoms. Psychiatry research, 272, 765–773. https://doi.org/10.1016/j.psychres.2018.12.128 Young, S., Adamo, N., Ásgeirsdóttir, B. B., Branney, P., Beckett, M., Colley, W., … Woodhouse, E. (2020). Females with ADHD: An expert consensus statement taking a lifespan approach providing guidance for the identification and treatment of attention-deficit/ hyperactivity disorder in girls and women. BMC psychiatry, 20(1), 404. https://doi.org/10.1186/s12888-020-02707-9


1847 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page