• blog7684

¡Atención!, la atención, en peligro

La neuropsicóloga Begoña Acosta colabora en este artículo de Mundo Cristiano, en el que informa de la sobrecarga cognitiva y la saturación a la que estamos sometidos en una sociedad digitalizada, lo que implica que la capacidad atencional esté siendo llevada al límite.


Fatiga cognitiva. Esto es lo que ha sucedido. Nuestra capacidad de atención ha sido llevada al límite: nuestra cabeza ha estado constantemente yendo y viniendo del trabajo al móvil, del trabajo al móvil, del trabajo al móvil cada vez que llega una notificación. “Hemos estresado a nuestro cerebro, lo hemos inflamado por conectar el piloto del automatismo. ‘Estamos saturados’, como se suele decir, por ese cambio constante del foco atencional, esa atención sostenida en el tiempo debatiéndose entre lo que debo y lo que quiero hacer”, aclara Begoña Acosta Díaz, neuropsicóloga clínica y psicooncóloga pediátrica.

¿Y qué es la atención? “Es un proceso cognitivo que tiene su base en la corteza prefrontal del cerebro. Esta zona se considera el ordenador central porque es la encargada del control de impulsos, la flexibilidad de cambiar de un foco a otro, la capacidad de inhibir un estímulo externo, el poder organizarnos, …”, explica Acosta, que trabaja en la Asociación Española Contra el Cáncer y en la Consulta Dr. Carlos Chiclana en Sevilla. Es decir, la atención nos sirve para estar conectados al mundo que nos rodea y para estar conectados con uno mismo. Esta, entre otras cosas, es necesaria para el aprendizaje, para captar la información relevante, gestionar emociones, fijarse metas y alcanzarlas.


Puedes ver el artículo completo aquí.



MC_may22_atencion
.pdf
Download PDF • 5.36MB

36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo