• Abigail Jareño

    Estoy estresado, ¿cómo puedo relajarme?


    La psicóloga Abigail Jareño publica este artículo para europa press.

    ¿Eres de los que siempre está atareado? ¿De los que dicen "me faltan horas en el día"? ¿De los que asumen más tareas aunque ya tengan la agenda repleta? Entonces este artículo es para ti.

    Desde que te levantas hasta que te acuestas vas corriendo para abarcar todas las tareas pendientes, que son muchas, ya que tiendes a involucrarte en numerosas actividades: en tu trabajo, en tu asociación, en tu grupo de amigos, en la familia. Estás en todo.

    No puede quedarse nada sin hacer, te repites a ti mismo "lo primero es el deber" y si te has comprometido ¡no puedes fallar! Además hay que hacer las cosas a la perfección, ¡que no se diga! Y si tienes un huequecillo para descansar, recuerdas que puedes aprovecharlo para hacer esta otra tarea, así que fenomenal, una menos.

    La realidad es que nunca acabas, porque mañana hay más y vuelta a empezar.

    Con este ritmo de vida conseguimos reconocimiento por parte de los demás, prestigio en nuestro trabajo, beneficios económicos, incluso seguramente ascender profesionalmente. También consigues la admiración y el reconocimiento de los tuyos.

    ¡Estás en todo y para todo!

    Pero vivir así también ocasiona intranquilidad interna, pensamiento acelerado,respiración irregular, presión en el pecho, tensiones musculares, cansancio físico y psíquico, problemas de sueño, ineficacia, irritabilidad y, en definitiva, dificultad para disfrutar de la vida. Y es que puedes hacer crack.

    Es muy sano recordar que ni tú ni yo somos Supermán. Ese hombre y superhéroe capaz de todo y de estar en tantas partes a la vez, que en realidad ¡nunca existió!

    Ahora bien, no se trata de romper con todo lo anterior sino de encontrar un equilibrio que favorezca que seas eficaz y a la vez puedas vivir más tranquilo y feliz. Y es que tú eres mucho más que tus tareas.

    Mira a ver si estas sugerencias pueden ayudarte:

    1-PÁRATE Y RESPIRA HONDO. Bajarás la activación que traes. Siéntate unos minutos a considerar con la cabeza, y también con el corazón, cuáles son tus objetivos a corto,medio y largo plazo; y si ese activismo te está acercando a ellos.

    2-UTILIZA UNA AGENDA. Para anotar diariamente las tareas concretas y específicas para conseguir esos objetivos. Puedes tener una gran lista de tareas pendientes y luego cada día escoger a las que realmente quieres dedicarles tiempo.

    3-ESTABLECE PRIORIDADES. Dales un orden de mayor a menor importancia. Es muy útil diferenciar entre las tareas urgentes (aquellas cuya fecha límite está muy próxima) de las importantes (aquellas que si no realizas traerán consecuencias negativas pero para las que aún hay margen de maniobra).

    Quizá descubras que entre las tareas importantes de verdad están a las personas que quieres, que agradecerán mucho esa llamada, ese café a medio día, esa ayuda en las tareas, ese juego antes de dormir, esa escucha de sus problemas durante la cena.

    4-ESTIMA UN TIEMPO DE DEDICACIÓN PARA CADA TAREA. Que sea realista. En esta estimación ten presente que pueden surgir imprevistos, como por ejemplo, una visita inesperada al médico.

    5-IDENTIFICA CUÁLES SON TUS LADRONES DE TIEMPO. Quizá el móvil o internet, y déjalos a un lado para lograr una mayor eficacia.

    6-DELEGA TAREAS. Recuerda que puedes decir no a nuevas tareas, encargos, gestiones, actividades y pide ayuda cuando lo necesites.

    7-HAZ ACTIVIDADES CON LAS QUE DISFRUTES. Que te gusten. Quizá escuchar música, tal vez leer una buena novela o pasear. Te ayudarán a experimentar más emociones positivas. Los encuentros con personas y la comunicación profunda son grandes fuentes de energía que te renuevan cada día.

    8-REALIZA EJERCICIO REGULARMENTE. Dos veces por semana es un buen comienzo. Adáptalo a tus condiciones. Pueden ser paseos a buen ritmo, bailar, sesiones en el gimnasio o quizá un deporte de equipo.

    9-DUERME 7-8 HORAS DIARIAS. Aunque una tarea quede inacabada ese día, lo importante es tu salud y dormir horas suficientes contribuirá directamente a ello. Es importante no abusar de cafés y otras bebidas excitantes. Las series son geniales pero dormir es imprescindible.

    10-LLEVA UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE Y ORDENADA. Haz 5 comidas al día siempre que puedas . Comienza por un desayuno bien completo. Si lo dejas casi preparado por la noche, te dará menos pereza.

    11-RESERVA UN TIEMPO PARA DISFRUTAR SOLO Y CON LOS DEMÁS. Que el "deber" no se convierta en una cárcel que te prive de las relaciones interpersonales. Rodearte de tu familia y amistades te proporcionará un mayor bienestar psicológico.

    Si estas pautas te parecen idílicas y consideras que no las podrás llevar a cabo, pregúntate qué es lo que te está acelerando y si verdaderamente es necesario llevar ese ritmo de vida, pues muchas veces creemos que si no hacemos esto o aquello sucederá la catástrofe pero, ¿alguna vez se ha acabado el mundo cuando has tenido que darte de baja o has estado de vacaciones?

    No somos imprescindibles. No sabemos cuándo puede ser nuestro último día ¿A qué quieres dedicar tu tiempo?

    Abigail Jareño Gómez

    #Estrategiasdeafrontamiento #Promocióndelasaludmental