• Daniel Rama

Jóvenes de 80 años


El psicólogo Daniel Rama publica este artículo para europapress.

El primer día de clase de Psicología de la Vejez la profesora invitó a los alumnos a contar alguna historia personal que hiciera de introducción. Uno contó que en ocasiones iba a visitar una residencia de la tercera edad y cómo disfrutaba de esa experiencia. Preguntaron a quién iba a ver. Respondió que a nadie en concreto, que a las personas que se encontrara ese día en la residencia. Se escucharon carcajadas.

Existen muchas formas de entender la vejez. Platón la conceptualizaba como sinónimo de pérdida, enfermedad y deterioro. Aristóteles, como una etapa de oportunidad, sabiduría y conocimiento.

En todas las etapas de la vida se pueden encontrar fortalezas y debilidades, ya que todos los cambios generan tanto pérdidas como ganancias.

Entre las limitaciones más comunes destacan los "achaques" propios de la edad: problemas circulatorios, respiratorios, digestivos, disminución de la fuerza física, problemas de movilidad y también de tipo mental (fallos de la memoria, atención, etc.).

En ocasiones, estas limitaciones afectan a la adaptación con las personas que les rodean ya que las dificultades particulares de las personas mayores requieren esfuerzo, paciencia y comprensión. Sin embargo y cómo veíamos anteriormente, no todo son debilidades y pérdidas.

En esta etapa, encontramos la denominada "paradoja de la vejez". Este término científico nos explica que, a pesar de que existe cierto declive físico y mental, se puede mantener e incluso incrementar el bienestar psicológico al potenciar recursos, fortalezas, habilidades y competencias.

Cuando estas se potencian, se dice que se está practicando un "envejecimiento activo". La Organización Mundial de la Salud (OMS) lo define como el "proceso de optimización de la salud, participación y seguridad con el objetivo de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen".

¿QUÉ CARACTERIZA UN ENEVEJECIMIENTO ACTIVO?

Adecuada alimentación y nutrición: rica en frutas, verduras y legumbres, con mayor proporción de pescado que de carne y escasas grasas.

Ejercicio y actividades físicas: practicar deportes no competitivos como petanca, natación o baile, y caminar diariamente unos treinta minutos al menos dos veces al día.

Estimulación de las funciones mentales: leer, hacer crucigramas y manualidades, participar en talleres de teatro, utilizar nuevas tecnologías (móviles, cámaras digitales, etc.).

Reducción o eliminación de hábitos tóxicos como el tabaco, el alcohol y medicamentos sin prescripción médica.

Control de la salud: acudiendo a las revisiones médicas, siguiendo las indicaciones de su médico y las recomendaciones de su farmacéutico.

Puede ayudarte estar en contacto con asociaciones donde poder recibir información de actividades, talleres, consejos y otros recursos. En el libro "La experiencia de envejecer" puedes leer el testimonio de personas mayores españolas que llevan una vejez activa.

Se ha observado que las personas mayores tienen mejores capacidades que los jóvenes en los siguientes aspectos: en su mayoría son más respetuosas con los demás, en la convivencia pública se relacionan con personas de cualquier edad y tienen un sistema de valores que orientan sus comportamientos.

Un ejemplo de cómo observar estas capacidades es a través de la famosa y galardonada película 'El curioso caso de Benjamin Button'.

Benjamin, a pesar de nacer con 80 años e ir rejuveneciendo a medida que pasa el tiempo, intenta aprovechar esa supuesta desventaja. Su capacidad de escuchar y de observar en el asilo en el que vive hace que llegue a ser un joven sabio que sabe disfrutar de las personas mayores con las que convive.

Si observas y escuchas a las personas mayores que te rodean puedes ver cómo a pesar del deterioro propio de la edad, muchos aprovechan el hecho de tener más tiempo libre, disfrutan de la jubilación y de sus familiares cercanos.

En las relaciones familiares es dónde gran parte de las personas mayores ejercen una de las características más bonitas de la vejez: ser abuelos. Los abuelos son una deliciosa mezcla de experiencias, consejos, risas, cuidados, historias maravillosas y amor incondicional.

Como dijo el filósofo Jean-Jacques Rousseau: "La juventud es el momento de estudiar la sabiduría; la vejez, el de practicarla".

Daniel Rama Víctor

Psicólogo

#Promocióndelasaludmental #Desarrollopersonal