• Marta Rapado

    ¿Qué es la ansiedad y cómo controlarla?


    La psicóloga Marta Rapado, coordinadora del libro publicado desde la Consulta, 'La ansiedad: estrategias prácticas para manejarla paso a paso' fue entrevistada para este artículo de europa press

    ¿Qué es la ansiedad?

    La ansiedad, como la alegría o la tristeza, es una de las emociones que experimental el ser humano. La ansiedad nos permite adaptarnos al medio en que vivimos.

    ¿Tiene alguna función?

    Sí, la ansiedad puede ser útil para anticipar las posibles consecuencias de nuestros actos o de algún suceso cercano y así adaptarnos al entorno y las circunstancias que nos rodean.

    Pero se suele entender la ansiedad como algo negativo ¿Qué ocurre cuando el nivel de ansiedad es alto?

    En los casos en los que nuestra ansiedad es muy elevada o duradera comienza a perder su función adaptativa y puede transformarse en un impedimento para el desarrollo de nuestras actividades. Puede generalizarse y extenderse a situaciones en las que la anticipación pierde su sentido y con ello hace que reaccionemos de forma desproporcionada a la situación.

    ¿Cuáles son los síntomas más habituales de la ansiedad?

    Al igual que otras emociones, la ansiedad se compone de tres elementos fundamentales:

    1) Los pensamientos que acompañan a la emoción

    2) las reacciones fisiológicas que se desencadenan a nivel corporal y

    3) lo que hacemos como resultado de lo que experimentamos.

    Entonces ¿todas las personas tienen los mismos síntomas de ansiedad?

    Existen diferencias respecto a la predominancia de cada uno de los tres componentes de la ansiedad. Cada persona se pone ansiosa a su manera y lo expresa más en el cuerpo, en la mente o en cómo actúa.

    Hay personas que experimentan la ansiedad de forma más racional por lo que tienden a pensar sobre lo que sienten, más que a actuar o a notar cambios en su organismo. Otras personas, actúan mas que piensan o sienten molestias físicas que achacan a causas médicas cuando en realidad, se trata de una activación elevada de la emoción de ansiedad.

    ¿Y los síntomas como no poder respirar o sensaciones como hormigueos en el cuerpo?

    Exacto. Hay personas que experimentan reacciones a nivel fisiológico o corporal, como un dolor de estómago, falta de aire, opresión en el pecho, sudar mucho, sensación de mareo y otros, sin llegar a activar de un modo acusado sus pensamientos o actuar de un modo determinado.

    ¿Y cómo se expresaría en la conducta?

    Hay personas que necesitan actuar y dar salida a la emoción a través del comportamiento: comiendo, fumando, moviéndose mucho, rascándose o tocándose la cara.

    ¿Es lo mismo ansiedad y estrés?

    Aunque son dos términos que utilizamos indistintamente, ansiedad y estrés desde el punto de vista de la psicología son dos procesos distintos pero relacionados.

    El estrés se trata de una reacción ante las demandas del ambiente en la que se desencadenan principalmente reacciones a nivel fisiológico, que nos permiten dar una salida rápida y efectiva ante las distintas situaciones. La ansiedad es una emoción y por tanto se compone de pensamientos, comportamientos y reacciones fisiológicas que se producen en relación al estimulo que la genera.

    ¿Nos puedes poner algún ejemplo?

    Por ejemplo, si un arquitecto trabaja en una obra y hay una viga a punto de desmoronarse, a penas sin que un pensamiento cruce su mente, su cuerpo ya ha desencadenado la fuerza y la rapidez suficiente para movilizarse y escapar del peligro antes de que sea tarde.

    A esta importante activación corporal es a lo que llamamos estrés. Si una vez superado el peligro, el arquitecto comienza a anticipar las consecuencias negativas que hubiese tenido que la viga le alcanzase, se estaría desencadenando lo que denominamos ansiedad.

    El peligro ya ha desaparecido y lo que queda es la emoción que podemos reconocer fácilmente por sus tres componentes: el arquitecto pensaría "y si me hubiese alcanzado", puede que se empezase a encontrar mal (sensación de opresión en el pecho, sudoración*) y comenzase a actuar de modo cauteloso.

    ¿Por qué crees que hoy en día decimos que hay tanto "estrés"?

    A pesar de que como hemos visto, el estrés y la ansiedad sirven para asegurar la supervivencia, creo que hoy en día existe una dificultad que estriba en que, en muchas de las situaciones que generan la activación de estrés en nuestro organismo, hemos de permanecer inmóviles, por ejemplo ante el trabajo que se amontona sobre la mesa de trabajo.

    ¿Y qué ocurre si permanecemos inmóviles?

    Que la activación fisiológica se cronifica y se acompaña de un sentimiento de ansiedad que se mantiene en el tiempo, con lo que pierde su función adaptativa, porque no somos capaces de darle salida.

    ¿Cómo podemos reconocerlo?

    Lo podemos reconocer fácilmente ya que se manifiesta con pensamientos de tipo "ya no puedo abarcar más", "no voy a poder"* Es por tanto este componente de pensamiento anticipatorio el que nos ayuda a diferenciar ambos estados.

    ¿Cuáles son los trastornos asociados con altos niveles de ansiedad?

    Las distintas formas de expresión desadaptada de la ansiedad incluyen: Ansiedad generalizada, ataque de pánico (también conocida de forma popular como "crisis de ansiedad"), fobia específica (ansiedad que se manifiesta ante un estímulo determinado: como un animal, insecto o situación -por ejemplo volar), fobia social (cuando la ansiedad aparece ante otras personas o grupos de personas), agorafobia (ante situaciones en las que la persona siente que es difícil escapar).

    ¿A qué edad se desarrollan los trastornos de ansiedad en la mayoría de los casos?

    Los trastornos de ansiedad pueden aparecer en cualquier momento a lo largo del ciclo vital.

    ¿La educación emocional que haya recibido la persona influye en el manejo de la ansiedad?

    Sí. Cuanto más entrenamiento o educación emocional haya recibido, mayor serán sus recursos de afrontamiento y por lo tanto, mayor su capacidad para manejar las consecuencias de niveles elevados de emociones como la ansiedad.

    ¿Tener ansiedad puede influir en mis relaciones interpersonales?

    Si. Al igual que en otras esferas o situaciones (académica, laboral, familiar*), la ansiedad puede influir en las relaciones interpersonales haciendo que estas se encuentren limitadas.

    ¿Puedes ponernos algún ejemplo?

    Algunos ejemplos de ansiedad que se desencadena y/o influyen en el entorno social pueden ser:

    1) La dificultad del individuo para expresar sus deseos y sentimientos (lo que puede generar insatisfacción y malestar)

    2) La evitación de distintos contextos en los que aparece la ansiedad (que puede derivar en aislamiento y soledad)

    3) La generalización de eventos puntuales a la totalidad de las situaciones (cuando por ejemplo el miedo a las alturas hace que nos quedemos aislados sin salir de casa).

    ¿Qué podemos hacer los familiares y amigos para ayudar a alguien cercano que tiene ansiedad?

    En primer lugar es importante ayudar a nuestro ser querido a identificar lo que esta ocurriendo. Se trata de una situación que para el puede resultar difícil de controlar, por lo que tomar distancia y observar nuestro papel en la dinámica que se genera a su alrededor nos ayudara a definir el tipo de ayuda que podemos proporcionarle.

    ¿Qué es lo más eficaz?

    En función del componente de la ansiedad que predomine en cada caso unas estrategias resultaran de mayor utilidad que otras. El diálogo y la observación serán las formas de actuación más eficaces en un primer momento, ya que nos ayudarán a definir de forma objetiva lo que está ocurriendo y como contribuye nuestro comportamiento a las dificultades que está afrontando quien queremos ayudar.

    ¿Qué hay que hacer para que ese diálogo sea eficaz?

    Aportar una visión racional libre de los posibles sentimientos negativos que la situación nos puede generar. Esto contribuye a relativizar lo que observamos y ayuda a que la persona cercana sea más consciente del impacto que generan a su alrededor determinados comportamientos.

    ¿Cuáles son las técnicas o tratamientos más eficaces para reducir la ansiedad?

    Distintos tipos de estrategias y tratamientos, tanto farmacológicos como psicosociales, han demostrado su eficacia en el abordaje de los síntomas de ansiedad. Dentro de ellos, los más eficaces son aquellos que se adecuan de un modo personalizado a la persona que sufre los síntomas y a su predominancia.

    Por ejemplo, sabemos que es eficaz la utilización de estrategias de tipo cognitivo o de trabajo del pensamiento para aquellas personas con elevada preocupación, de estrategias de relajación para personas con elevada activación fisiológica o de técnicas de resolución de problemas para personas con una tendencia a actuar de manera ineficiente.

    Entonces ¿se aplican diferentes estrategias según el componente de ansiedad que experimente el individuo?

    Si, además es fundamental identificar el componente predominante de la ansiedad a la hora de elegir el tratamiento más adecuado para cada persona.

    ¿Nos podrías explicar las diferentes estrategias que se utilizan para cada uno de los componentes de la ansiedad?

    Aquellas personas cuyos niveles elevados de ansiedad se manifiestan de un modo principal a nivel cognitivo (por ejemplo con pensamientos del tipo “nunca voy a ser capaz de hacer esto”, “todos se van a reír de mí”, “esto es muy complicado”, “no puedo enfrentarme a ello”, etc) se beneficiarán de estrategias o tratamientos de tipo restructuración de pensamiento o cognitivas.

    Las que experimenten una mayor actividad a nivel corporal, obtendrán mejores resultados aplicando técnicas de relajación o haciendo uso de medicación.

    Las que tienden a actuar, por ejemplo evitando situaciones o expresando sus sentimientos de forma ineficaz se podrán beneficiar de entrenamiento en habilidades sociales o en solución de problemas.

    ¿Recomiendas tratamiento farmacológico junto al tratamiento psicológico?

    Tal como hemos señalado, la instauración del tratamiento ha de hacerse de modo personalizado. El diálogo abierto con la persona que padece los síntomas es el que nos ayudara a establecer el tipo de estrategias que pueden ser más adecuadas en cada caso. En lo que se refiere al tratamiento farmacológico, este ha de iniciarse de acuerdo a las pautas de un especialista.

    Referente a los componentes de la ansiedad: cognitivo, fisiológico y motor ¿En cada uno de ellos hay que combinar ambos tratamientos?

    No. En general, aquellos casos en los que el componente fisiológico de la ansiedad se encuentra altamente activado, interfiriendo de un modo severo en el desarrollo de la vida diaria, pueden beneficiarse de la combinación de ambos tratamientos.

    ¿Qué es más recomendable, tratamiento individual o en grupo?

    El formato de tratamiento psicológico, ya sea individual o grupal, ha de ser consensuado con la persona que sufre de niveles elevados de ansiedad. Ambos formatos pueden ser complementarios y a su vez ofrecen ventajas particulares.

    ¿Qué beneficios tiene la terapia grupal?

    En el caso de la intervención grupal las personas se benefician de la experiencia de otros miembros del grupo, del acompañamiento que suponen compartir experiencias similares, o de un entorno seguro y apropiado para poner en marcha distintas habilidades de relación con los demás.

    ¿Y la terapia individual?

    El tratamiento individual por otra parte, permite el abordaje de temas más sensibles uno a uno, así como la posibilidad de incluir en el tratamiento a miembros de la familia o ajustar la duración y frecuencia de las sesiones a las necesidades más inmediatas de la persona que acude a consulta.

    ¿Cómo surge este libro?

    Este libro nace de la confianza que han depositado en nosotros las personas que han participado en el “Programa de Reducción de la Ansiedad” de la consulta Dr. Carlos Chiclana.

    ¿Qué aporta este libro que no se haya publicado ya?

    El texto recoge y pone al servicio del lector la experiencia y las distintas situaciones surgidas en el transcurso del programa, de manera que pretende aportar una imagen real a modo de viñeta de las distintas personas y momentos de la vida en que la ansiedad puede aparecer con distinta intensidad.

    La riqueza de la puesta en marcha de diferentes estrategias adecuadas al contexto individual de cada uno de los participantes en el grupo, supone un importante valor añadido a la aplicación práctica que puede derivarse de este libro.

    #Estrategiasdeafrontamiento #Promocióndelasaludmental